18 dic. 2012

Despertando

_



 Cuando una mujer hermosa
despierta a tu lado
mientras piensas en nada
y te saluda
y sus ojos pegados
se abren y buscan
la copa de vino blanco
de ayer
llevándosela a la boca
viéndose frágil y elegante
incluso en una madrugada de caña,
ya es suficiente para recordarlo
por mucho, pasando por alto
las marchas, la derrota,
ya es suficiente
para terminar con el resto
dejarse dormir por treinta días
incluso perderla
dejarla como la última luz.



_

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores